Casa de Campo, con su tradicional cocina baja, utilizada para la vida agrícola, preparación de embutidos y almacén de productos, que ha sido acondicionada para el recreo de sus propietarios.

  

Se encuentra dentro de una finca de 22 hectáreas con árboles, tierras de labor de secano y regadío dedicadas al cereal, girasol y huertos familiares. Además, dispone de corrales domésticos con animales de granja.



.

La casa dispone de una gran sala con mesas-sillas, sofás, chimenea y cocina en la planta inferior, junto con una habitación con cama de matrimonio y dos camas de 90, y un amplio baño. En la planta superior hay otro baño, dos habitaciones dobles y una habitación de 8 plazas con camas y literas.

Dispone de calefacción y barbacoa.